Es noticia: sesionó la Cámara de Diputados bonaerense y se ocupó de los abogados
Reclamo ruidoso fuera del Palacio.

Es noticia: sesionó la Cámara de Diputados bonaerense y se ocupó de los abogados

Campana. 31.8.2017. Este jueves, y después de cuatro meses, sesionó la Cámara de Diputados bonaerense. Toda una novedad.

Mientras en el exterior del Palacio Legislativo -precisamente sobre la rambla de Avenida 53 entre 7 y 8- se desarrollaba una ruidosa protesta de referentes de centros culturales preocupados por el cierre de ese tipo de locales, los legisladores decidieron avanzar con el temario previsto.

Uno de los temas principales tratados en la sesión de este jueves tuvo que ver con la sanción de una nueva ley que regulará los honorarios de los abogados de la provincia de Buenos Aires.

Según se explicó en el encuentro, la normativa que hasta el momento estuvo vigente data del año 1977, en plena dictadura militar.

“Se tuvieron en cuenta las necesidades actuales, después de las variaciones sociales, tecnológicas y económicas sufridas durante todos estos años", expresó el diputado marplatense Maximiliano Abad (Cambiemos).

Cabe señalar que la nueva ley establece los siguientes aspectos:

  • La naturaleza alimentaria de los honorarios profesionales
  • Ratifica el carácter de orden público de los mínimos arancelarios
  • Puntualiza la autonomía de la provincia de Buenos Aires en esta materia
  • Señala que el abogado es un actor indispensable para el adecuado servicio de justicia
  • Los honorarios serán, a partir de ahora, regulados en la moneda JUS a fin de evitar las distorsiones provocadas por la inflación.

Cabe aclarar que el JUS arancelario se calculará sobre la totalidad de los ítems que integran la remuneración percibida por un juez de primera instancia con quince años de antigüedad.

El nuevo régimen modifica el sistema de pactos y convenios, alcanzándose ahora a materias antes excluidas, incorpora aranceles a materias antes no reguladas propias del derecho de familia vigente, el proceso penal y el contencioso administrativo, agiliza los sistemas de notificaciones y clarifica las cuestiones atinentes a la mora y a los intereses moratorios.

Por otra parte, sanciona con nulidad los autos regulatorios que no se funden circunstanciadamente en las normas de la ley, limita la discrecionalidad judicial en la creación de bases regulatorias alejadas de los reales intereses económicos debatidos, e incorpora como causa de destitución en los términos de la ley de enjuiciamiento la violación de los mínimos arancelarios por parte de los jueces.

Envíe su comentario
.